viernes, 7 de agosto de 2015

Lactancia materna: reflexiones de una madre primeriza


"¿Qué diferencia hay entre la leche materna y la leche artificial?"

Así, comenzó la rueda de preguntas de la sesión dedicada a la lactancia materna de las clases de preparación al parto a la que asistí unos meses atrás como mamá primeriza que era. Con esta interesante y rotunda pregunta   me esperaba una respuesta  tajante, contundente y precisa que alabara las bondades de la leche materna frente a las de fórmula. Sin embargo, la decepcionante respuesta me dejó completamente a cuadros:

"Las leches de fórmula han mejorado muchísimo con el paso de los años así que las diferencias con la materna ya son mínimas. Si acaso la única más significativa es la existencia de compuestos con propiedades inmunológicas que no se encuentran en las de fórmulas"

Mi cara fue de ....¿En serio? ¿Ya está? ¿No va a decir nada más? Hay extensa bibliografía que habla sobre la superioridad de la leche materna, de que por el momento sólo se conocen 400 compuestos que la conforman ( y los que quedan por descubrir) que ilustran su riqueza nutricional  frente a las fórmulas artificiales y a todo este grupo de padres primerizos que estamos aquí escuchando una charla sobre lactancia materna sólo se nos menciona algo de unas sustancias inmuno...¿qué? como única diferencia cuantificable. Conclusión a la que llegaría ese padre indeciso entre probar la lactancia materna o simplemente dar biberón junto con otros muchos sería: "Bueno, pues tampoco es tan grave y parece que el biberón es más cómodo para organizarse"

Simplemente lamentable. Lamentable el hecho de dar biberón no, no me malinterpretéis; ; Lamentable que este padre no recibiera toda la información posible sobre el tema para poder realizar una decisión con criterio.

La lactancia materna es salud para el niño y salud para la madre.  La lactancia materna y su insuperable composición (la cual va variando en función de las necesidades del lactante) aporta una serie de ventajas nutricionales, inmunológicas, psicológicas y económicas que  un laboratorio no puede reproducir. No me quiero extender hablando sobre este tema puesto que hay compañeros que han escrito sobre ello con impecable precisión; aquí os dejo enlace a este texto de Julio Basulto sobre la protección inmunológica que aporta la leche materna y otro aquí de Juan Revenga sobre la superioridad nutricional de la misma.

Dicho esto, la decisión de dar el pecho o no es totalmente personal y no creo que deba ser juzgada ni valorada por un tercero; Esto, como todo en la vida, es un "yo y mis circunstancias" pero si me parece un despropósito que no se ofrezca toda la información y documentación posible para que se tome una decisión bien fundamentada.

 En mi caso concreto, por ejemplo, no hubo resquicio de duda alguna: quise y quiero dar el pecho. Pienso que tal y como nombró el pediatra Carlos González a su libro (joya imprescindible en la librería de cualquier madre/futura madre) es un regalo para toda la vida y no quise perderme esa ventajosa experiencia.

Dar el pecho y vida profesional: ¿Incompatibles?

La conciliación es un cuento chino que nos han contado junto con los  de príncipes y princesas. Ojalá existieran más iniciativas como esta : #concilia13f que reivindica la necesidad de un cambio en nuestra sociedad para que realmente la maternidad y, ojo, también la paternidad,  sean compatibles.

Hoy por hoy, la maternidad sigue siendo considerada un marrón empresarial, un peso muerto, un entuerto, un desaguisado para el empresario y mientras esto siga siendo así nos queda mucho (muchíiisimo) camino por recorrer. Digo muchísimo camino porque no sólo tendremos que abrir las mentes de cerrados empresarios para hacer ver que sin maternidad/paternidad no existiríamos aquí y ahora y que una persona no es sólo producción laboral sino también desarrollo personal (y que sin este desarrollo personal probablemente la productividad en el ámbito laboral se vería mermada); también, queda mucho trabajo porque nosotras mismas, las mujeres, tenemos que creernos que no somos perfectas, que no llegamos a todo, que no somos heroínas y, lo más importante, que no tenemos que serlo.

Una principal afectada de esta absurda e irracional forma de vivir que tenemos es la lactancia materna. En muchos casos, la idea de dar el pecho es desechada por madres trabajadoras porque consideran que será incompatible con su vida profesional.

Por experiencia personal puedo decirte que es difícil, no te voy a engañar, pero, por las razones expuestas anteriormente, creo firmemente que vale la pena y que tenemos que luchar por ello, por no negarnos ese derecho. Te lo dice una madre autónoma, sin ayuda de familiares cercanos porque por situación geográfica su ayuda es inviable  y con pareja también trabajadora. Estos meses, el sacaleches se ha convertido en el pan nuestro de cada días (¡¡¡y gracias que existen estos inventos!!!), junto con las carreras para llegar antes de que el peque tenga hambre, los clientes ajustados en "x" horas que tienen que coincidir con que tu pareja tenga disponibilidad para quedarse con él mientras, las tomas entre cliente y cliente y un largo etc de enrevesadas organizaciones para poder llegar a todo y no renunciar a mi derecho y a su derecho: la salud.  Así que si realmente quieres dar el pecho, HAZLO no lo dudes, será difícil, implicará quebraderos de cabeza para organizarse pero se puede y sobre todo, MERECE LA PENA.

Por supuesto, huelga decir que si lo intentas pero finalmente llegas a la conclusión de que en tu caso es inviable, no te estreses, no eres perfecta ni peor madre por ello.

Sanidad: ¿Suficiente apoyo para las madres que quieren dar el pecho?

He hablado del ámbito laboral y lo complicado que puede llegar a ser compatibilizar la lactancia con las jornadas laborales pero...¿qué pasa con el apoyo sanitario a la lactancia? ¿Es suficiente? ¿Es eficaz? 

Aunque la promoción de la lactancia materna ha sido objeto de numerosas campañas de entidades de salud de todo el mundo durante años, desde mi punto de vista NO está llegando el mensaje. No considero que las madres recibamos la suficiente información, es más, en muchos casos en los que se ponen difíciles las cosas (grietas e irritación en los pezones, mastitis, etc) no sabemos a quién recurrir. ¿Al médico de cabecera? ¿La matrona? ¿La pediatra? Te lo diré, ante la duda, muchas mujeres recurren a su entorno: amigas que han sido mamás, a sus propias madres, suegras, etc Y pasa que escuchas cosas como: "Puede que tu leche no sea de suficiente calidad", "Las grietas en los pezones son algo normal, lo anormal es no tenerlas" , "¿Está ganando suficiente peso este niño/a?" Con el biberón seguro que no tendría problemas"  Comentarios que, desde luego, no ayudan nada y que lo que promocionan es el fracaso de la lactancia materna, junto con la frustración de la madre que acaba tirando la toalla.

Puede que Seguramente la formación que recibimos los profesionales sanitarios es insuficiente. En mi caso me habría gustado que durante las primeras horas una enfermera/matrona/pediatra... me ayudara a desarrollar una técnica adecuada que  previniera  la aparición de grietas, molestias, dolor y quemazón que en muchos momentos tuve que sufrir-sin justificación- los meses siguientes pero a pesar de que lo pedí, no tuve ayuda. La enfermera, quizá inexperta en este campo, no sabía cómo indicarme ni aconsejarme tras 10 minutos (en serio, no más tiempo) de ver cómo lo hacía.

Puede que sea algo aislado, pensaréis. Hay grandes profesionales sanitarios, en eso estoy totalmente de acuerdo con vosotros, y el hecho de que una persona no supiera no significa que otros no lo hagan. En mi caso, no tuve esa suerte pero, intuyo -más bien me consta- que tristemente no he sido la única que se ha sentido desprotegida en este punto.

Si te encuentras en una situación similar existen grupos de apoyo a la lactancia materna que pueden ayudarte a solucionar tus dudas. Encontrarás un listado de dichos grupos en la web de la Federación Española de Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna (FEDALMA)

Por último, cierro esta entrada con una impecable reflexión del pediatra Carlos González :

"La lactancia materna es mucho más que comida. Es una forma de relación física y afectiva, es contacto frente a la soledad, consuelo frente a la tristeza, seguridad para descubrir el mundo, anestesia para el dolor. Es también un complejo sistema de protección inmunitaria. Casi por casualidad resulta que, además, alimenta"


martes, 14 de julio de 2015

Deportista: ¿te estás hidratando bien?


El pasado 6 de Julio falleció un triatleta en el Ironman de Frakfurt con edema cerebral a consecuencia de la insuficiencia de sales. No es el primer caso que existe ya que la inadecuada hidratación (ya sea por exceso o por defecto) ha afectado la salud de múltiples deportistas a lo largo de los años (este caso fue muy sonado: "la muerte por deshidratación de tres deportistas reabre la polémica sobre los deportes con categorías de pesos" publicado en el periódico El mundo) Estamos hablando de gente que compite a nivel profesional, sin embargo, hay que tener en cuenta que a día de hoy cada vez son más los deportistas amateur que se atreven y participan en exigentes pruebas como ironman, maratones, ultras... Por tanto, llevar a cabo una pauta de hidratación adecuada es una pieza clave en un segmento  creciente de población


¿Cómo saber si estoy bien hidratado?

Tanto la orina (la gravedad específica de la orina y osmolaridad de la orina) como el peso corporal son buenos marcadores biológicos del estado de hidratación del individuo mientras que el color y volumen del a orina son subjetivos y frecuentemente pueden dar lugar a confusión. El peso corporal  será la manera más práctica de averiguarlo: una persona bien hidratada tendrá un peso corporal desnuda al despertarse por la mañana (después de miccionar) estable  fluctuando menos de un 1%

¿Estoy bebiendo todo lo que tengo que beber durante la actividad física?

Nuestra sudoración dependerá de diversos factores entre los que se encuentran las condiciones ambientales (humedad, temperatura...) y factores individuales como la tasa de sudoración de cada uno. Calcular la tasa de sudoración te dará una idea de cuánto tienes que beber durante el ejercicio físico. En este enlace podrás calcular tu tasa de sudoración

Hay que tener en cuenta que la deshidratación es acumulativa, es decir, uno se puede ir deshidratando en días sucesivos de entrenamiento o competición si no se rehidrata por completo entre entrenamientos. La deshidratación aumentará la frecuencia cardiaca y la percepción de esfuerzo por el estrés por calor durante el ejercicio condicionando tu salud y rendimiento.

¿Qué beber durante la práctica deportiva?

La Dirección General de Salud y Protección del Consumidor de la Comisión Europea, a través del Comité Científico de Alimentación Humana, redactó un informe sobre la composición de las bebidas durante la práctica deportiva:

  • No menos de 80 kcal por litro. No más de 350 kcal por litro
  • Al menos el 75% de las calorías provendrán de hidratos de carbono de alto índice glucémico (glucosa, sacarosa, maltodextrinas)
  • No más de 9% de hidratos de carbono: 90gramos por litro
  • No menos de 460 mg de sodio por litro (46 mg por 100ml/20 mEql/l)
  • No más de 1150 mg de sodio por litro (115 mg por 100ml / 50 meq/l)
  • Osmolaridad entre 200-330 mOsm/kg de agua
En este enlace podréis ver una comparativa de bebidas deportivas que hice hace un tiempo y que podrá ayudados a seleccionar la mejor en vuestro caso. Tened en cuenta que la palatabilidad de la bebida es básica para hidratarse correctamente; por muy buena que sea su composición, si no te gusta no la beberás con la frecuencia deseada por tanto, tiene que gustarte!!

¿Cómo hidratarse?

El antes, durante y el después de la actividad física juegan un papel clave. 

Siempre hay que iniciar el ejercicio adecuadamente hidratado. En general, se recomienda ingerir lentamente de 5-7 ml/kg de peso en las 4 horas previas y dejar de beber aproximadamente 1 hora antes de la competición/entrenamiento. En el caso de que la actividad realizada se lleve a cabo en ambientes calurosos y húmedos, se recomienda consumir 200ml cada cuarto de hora, la hora previa a la competición/entrenamiento.

A partir de los 30 minutos del inicio del ejercicio empieza a ser necesaria la reposición de los líquidos perdidos con la sudoración y a partir de una hora ya es imprescindible. Según la duración e intensidad del ejercicio se resume a continuación:

  • Si el ejercicio dura menos de 30 minutos: nada; agua será suficiente
  • Si el ejercicio dura menos de 1 hora, de intensidad baja a moderada (por ejemplo: nadar, pedalear, caminar): es necesario reponer las pérdidas de líquido por sudor. Se recomienda rehidratarse con agua
  • Si el ejercicio dura menos de 1 hora pero de intensidad alta (ejemplo, squash, ciclismo, sprints, pesas...) se recomienda bebida isotónica
  • Ejercicios que duren más de 1 hora, de intensidad elevada (media maratón, partido de fútbol americano, maratones, etc)se hace necesario reemplazar el líquido perdido y la energía que hemos consumido. Las bebidas isotónicas ayudarán a cubrir estos objetivos
La rehidratación se iniciará tan rápido como sea posible. Teniendo en cuenta que 1 litro de sudor equivale a la pérdida de 1kg de peso corporal, hay que beber 1,5 litros de líquido por kg de peso. Dicho líquido deberá contener tanto sodio como hidratos de carbono (bebida isotónica)

¿Puedo hidratarme sólo con agua?

Salvo en los dos primeros casos (ejercicios de menos de 30 minutos y ejercicios de menos de 1h de intensidad baja a moderada) no se recomienda hidratarse sólo con agua. En ejercicios exigentes y de larga duración se recomienda la reposición de electrolitos perdidos con el sudor: la disminución del sodio a nivel plasmático supone un riesgo de máxima gravedad que puede implicar incluso el fallecimiento del deportista. 

Los electrolitos son sales minerales disueltas en el líquido corporal. Entre ellas encontramos el sodio, cloro, potasio y magnesio. Ayudan a regular el equilibrio hídrico entre los distintos compartimentos del organismo. El movimiento de agua dependerá de la concentración de electrolitos a ambos lados de la membrana celular; cuando aumenta la concentración de sodio en el exterior de la célula, se trasladará agua desde el interior hacia el exterior de la célula para compensarlo y viceversa. En definitiva, el organismo siempre pretende el máximo grado de equilibrio posible.

Cuando bebemos únicamente agua y nos sometemos a este tipo de esfuerzos, el sodio se desplaza del medio extracelular hacia el intestino, disminuyendo el sodio plasmático. Si aportamos sodio, se estimula la llegada de agua y carbohidratos al intestino delgado y se mantendrá el volumen de líquido extracelular

Tampoco será conveniente rehidratarse después del ejercicio únicamente con agua. Al consumir únicamente agua, la osmolaridad plasmática y la concentración de sodio disminuyen, como consecuencia se disminuye la sensación de sed y se estimula la diuresis pudiendo tener como consecuencia la hiponatremia

¿Y qué opinas de usar las pastillas de sales en vez de bebida isotónica?

No soy muy partidaria de las pastillas de sales. Hay que tener en cuenta que darán lugar a una solución hipertónica que retardará el vaciamiento gástrico con las consiguientes molestias digestivas que eso genera así como el retraso de la rehidratación. Paralelamente tampoco estaremos aportando hidratos de carbono (importantes para mejorar el rendimiento y retardar la aparición de la fatiga) por lo que deberemos ingerir junto con las sales algún alimento que aporte esos hidratos de carbono en el caso de ser necesario

3 factores de riesgo a tener en cuenta

1. el consumo de antiinflamatorios (Ibuprofeno) para prevenir el efecto de un ejercicio intenso promueven la deshidratación
2.Una mala programación de la hidratación. El consumo de líquidos durante los entrenos y competiciones ha de estar pautado. Acudir a un profesional dietista- nutricionista que te ayude a conocer tu tasa de sudoración y que te indique cuánto es un básico.
3. Uso de agua en exclusiva. Hemos resumido anteriormente porqué no consumir únicamente agua ni durante ni después del ejercicio intenso y de larga duración.


domingo, 3 de mayo de 2015

#SanidadDesnutrida: Todos somos Sara, Juan o Carmen

Sara tiene 35 años y un niño de 6 añitos con problemas de sobrepeso. El exceso de peso de Carlos hace que juegue menos con sus compañeros porque se fatiga rápidamente, se muestra menos ágil y, además, Sara tiene miedo de cómo podrá afectar este problema a sus salud a corto-medio y largo plazo. Le gustaría que alguien le asesorara sobre cómo deben comer en casa y prevenir problemas futuros.

Juan tiene 56 años y hace un par de años sufrió infarto de miocardio. La última revisión salió con miedo del médico: “tienes que cuidarte, Juan. Si sigues así probablemente tendrás otro susto  y no querrás que eso suceda, ¿verdad?” El médico le aconsejó :“No comas muchas grasas y sal a caminar todos los días” Además acompañó esas palabras de una dieta que sacó del primer cajón y que entregó a Juan con gesto serio y preocupado. Juan sintió miedo y motivado decidió cambiar. Se compró unas deportivas y salió a andar todos los días; También comenzó a seguir dicha dieta pero, pasadas dos semanas, estaba cansado de comer siempre lo mismo. No sabía exactamente cómo podía variar esa dieta estricta que le estaba volviendo loco aunque, a su vez, consideraba era la que podría salvarle la vida. Le gustaría aprender a comer correctamente, sin seguir ese guión estricto y acorde a la patología que tiene pero, aunque tiene motivación para hacerlo, carece de las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

Carmen tiene 32 años y está embarazada de su primer hijo. Aunque acude a las revisiones de su centro de salud las pautas dietéticas que recibe no corresponden con la forma de alimentación que ella sigue. Es vegetariana y le gustaría conocer de qué manera puede mantener su forma de alimentarse sin afectar a su embarazo pero no sabe quién podría asesorarle.

César  tiene 42 años y padece enfermedad de Crohn. Desde que le diagnosticaron la enfermedad ha perdido mucho peso y tiene la sensación de que cada vez tolera menos alimentos. Sufre brotes con frecuencia y sus salidas y entradas en el hospital se están convirtiendo en algo habitual y cotidiano en su vida. Le gustaría conocer cómo debe alimentarse para prevenir la aparición de dichos brotes pero desconoce quién podría ayudarle


Todos estos son meros ejemplos que reflejan la importancia de la nutrición y de cómo está estrechamente vinculada con multitud de enfermedades. Además, evidencian cuán desprotegido se haya el ciudadano al no contar con una unidad de Nutrición y Dietética en centros de salud integrada por profesionales especializados: el Dietista-Nutricionista (diplomado o graduado en NHyD) y el Técnico Superior en Dietética . Este vacío implica:

-Un creciente aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad por la falta de la promoción de la educación nutricional de madres como Sara

-Saltarse a la torera el principio de prevención y tratar directamente la hipertensión, diabetes o accidente cardiovascular que podría sufrir el pequeño Carlos dentro de 30 años.

-Un gasto contínuo de recursos por la hospitalización frecuente de César y, lo que es más importante, un empeoramiento de su enfermedad y de su calidad de vida.

-Un posible incremento de las tasas de mortalidad por accidentes cardiovasculares por descuidar la llamada de atención de Juan

-El negligente abandono de la salud de una madre gestante y su futuro hijo.

Por todo ello te pedimos que luches por tus derechos y te unas a nosotros en la manifestación del 10 de Mayo en Madrid convocada por Dietética sinpatrocinadores a las 12,00h frente al Ministerio de Sanidad

En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.

jueves, 16 de abril de 2015

TIPS PARA ORGANIZAR UN AVITUALLAMIENTO VEGANO


En el anterior post planteaba tips para organizar la alimentación en una carrera de montaña. En este caso quería prestar especial atención  a la forma de organización de un grupo específico de corredores: los veganos. Me parece curioso cómo sus necesidades pueden quedar insatisfechas y totalmente ignoradas en este tipo de eventos deportivos donde la alimentación tiene un papel clave en el rendimiento físico.

Creo que en parte puede deberse a la falta de conocimientos por parte de la organización sobre qué comen este grupo concreto de población. Es curioso como puede percibirse la alimentación vegetariana desde fuera; Podría  resumirse en una palabra: limitada. Sin embargo, esto dista mucho de la realidad. Personalmente, bajo mi experiencia profesional puedo decir que me he encontrado pacientes  con una dieta omnívora o tradicional que llevaban un patrón de alimentación menos variado de lo que me he encontrado en muchos  veganos.



No obstante, esto ya es una opinión personal, con el dineral que se paga en este tipo de eventos deportivos qué menos que atender a las necesidades de todos los participantes. De todas formas, no hay que preocuparse sino ocuparse así que, como todo problema tiene solución, vamos a plantear algunos tips que ayudarán a la hora de organizar una carrera de montaña siendo vegano:

-Avituallamiento propio. Como acabo de mencionar, en muchos puntos de avituallamiento de las carreras los alimentos ofertados son de origen animal (pasta o arroz o patata o bocadillos con atún, jamón, queso...) y los bocadillos de lechuga,maíz y un trocito de tomate no son una opción energética viable para poder hacer frente al desgaste que este tipo de pruebas imponen. En conclusión: cuenta con un buen avituallamiento que te ayude a abastecerte de las carencias que encuentres en los avituallamientos de la organización. Será imprescindible que sea comida ligera, fácil de transportar y densa energéticamente. ¿Opciones?  Dátiles y otras frutas secas, barritas de cereales, sandwiches de humus, bocadillos de tofu, pan de higo, geles,... Probablemente estaréis pensando que llevar mucho avituallamiento será un lastre durante la carrera y ciertamente es así. Una posible solución podría ser contar con amigos o familiares que en los puntos de avituallamiento nos ayuden y lleven alimentos mencionados anteriormente.

-No descuides la hidratación. Consumir únicamente agua no es una opción si queremos evitar deshidratarnos. Podremos recurrir a combinar agua con bebida isotónica o únicamente bebida isotónica durante la carrera. El consumo de bebida debe adaptarse a nuestra tasa de sudoración pero de manera general la recomendación marca de 500-800 ml de liquido/hora.

 En algunos casos la bebida isotónica puede contener algún aditivo de origen animal (como el ácido carmínico procedente de la cochinilla) La mejor manera de cerciorarnos sobre la existencia o no de aditivos de origen animal es preguntar directamente al fabricante. Otra opción es fabricarnos nuestra propia bebida isotónica casera:


Ejemplo bebida isotónica casera 1
40-80g de sacarosa
1 l de agua tibia
1-1.5g de sal común
zumo sin azúcar (para aportar sabor)
Ejemplo bebida isotónica casera 2
200 ml de zumo de fruta
800ml de agua
1-1.5 g de sal común
Ejemplo bebida isotónica casera 3
500 ml de zumo de fruta
500 ml de agua
1-1.5 g de sal común

En muchas organizaciones se dispone en todos los avituallamientos de zumos de fruta y de agua por lo que cualquiera de estas opciones podría ser factible.

Hay gente que recurre a las pastillas de sales para poder aportar el sodio perdido con la sudoración y que el agua únicamente no nos aporta. Personalmente no soy partidaria; son una solución muy concentrada de sal en el estómago que retardaría el vaciamiento gástrico y la rehidratación. Tampoco son buena opción las bebidas con gas que pudieran ofertarse en los avituallamientos por mucho patrocinio y bombo publicitario ligado al deporte que tengan; el gas puede provocar molestias gástricas y cierta sensación de llenado que podría hacer que nos hidratemos con menos frecuencia de lo necesario.

-Aporte de hidratos de carbono. La recomendación general es aportar de 40-90g de hidratos de carbono/hora para mantener la glucosa en sangre lo más estable posible, mantener los depósitos de glucógeno llenos y poder mantener una intensidad elevada durante más tiempo. Ideas para lograr este aporte:


Ejemplo 1
Bebida isotónica (1 bidón 500ml)
 1 Barrita de cereales

Ejemplo 2
Sandwich de mermelada
50g de higos secos


Ejemplo 3
Sandwich de tofu
40g de dátiles

-¿Geles y barritas caseras? En muchos casos puede ser una muy buena opción elaborar los geles y las barritas en casa y utilizarlos en las carreras ya que son un recurso factible y económico. En este enlace hay una receta sencilla de barritas de cereales pero la verdad es que internet y youtube está lleno de diferentes opciones entre las que elegir. Si quieres probar a elaborar un gel casero aquí tienes los ingredientes:


Ingredientes gel casero

 dátiles
néctar de agave
1 cucharadita de ralladura de limón
sal de mar

Se combinan todos los ingredientes en una licuadora y se introduce en una bolsitas de plástico (de venta en cualquier supermercado)

-Organiza tu alimentación. Conviene tener una idea clara de lo que se va a ingerir durante todo el recorrido así como haberlo probado con anterioridad durante los entrenos para evitar cualquier posible malestar digestivo durante la carrera. En el anterior post mencionaba como ejemplo la Trail de Mallorca así que vamos a "veganizar" ese mismo recorrido tomado como referencia y de paso, quiero desear suerte a todos esos veggirunners que se presentan a la ultra, la trail y maratón de Mallorca 2015 (Go veggies!!!!);



RECORRIDO
ESTIMACIÓN DURACIÓN
PROTOCOLO ALIMENTACIÓN
Valldemosa-Puig de Caragolí
1 hora
-1 bidón de bebida isotónica (500ml) (30g HC)
-40g de dátiles (30g)
total: 60g de HC+500ml
Puig de Caragolí-Deiá
1 hora
-1 bidón de bebida isotónica (500ml) (30g HC)
-1 gel (40g HC)
total: 70g de HC+ 500ml
Avituallamiento Deiá

-Sandwich de mermelada (50g HC)
-1 barrita de cereales (39g HC)
-1 o 2 vasos de agua

Total: 89g HC+250ml