martes, 14 de diciembre de 2010

¿ZUMO, CONCENTRADO, NÉCTAR...?

Seguro que os ha pasado alguna vez que cuando vais a comprar un zumo os perdéis entre la variedad infinita de ellos que hay:  concentrado, néctar de multifrutas, zumo sin azúcares añadidos...Y es que, no todos tienen la misma composición nutricional y aunque muchos de ellos tengan imágenes que hagan referencia a lo buenos que pueden ser para la salud puede que no sean las mejores opciones a elegir.


En primer lugar, os voy a describir los tipos de zumos que hay en función de su proceso de elaboración y que aparece reflejado en el etiquetado del producto (sí, no todos son iguales, hay diferencias)

  • Zumos de frutas. Es un zumo no concentrado obtenido de frutas puras y maduras mediante procesos mecánicos, fermentable pero no fermentado, que tiene las características típicas de la fruta de la que procede. Se pueden añadir aditivos como antioxidantes, acidificantes, conservantes... Se les puede añadir azúcares a los zumos que no sean de pera o de uva para corregir su acidez. Estos contienen prácticamente los mismos nutrientes (vitaminas y minerales) que la fruta de la que proceden excepto una cantidad despreciable de fibra que queda retenida en la pulpa, si ésta se desecha. Se conservan mediante pasteurización o esterilización (para eliminar los posibles gérmenes adquiridos antes o durante la elaboración)
  • Zumos de fruta elaborados a base de concentrados. Una vez exprimidos, se retira el agua del jugo mediante procesos de evaporación. A este concentrado se le añadirá agua a la hora de ser envasado Esto permite transportar menos agua y ahorrar costos, pero este proceso destruye gran parte de las vitaminas, lo que elimina la principal cualidad nutritiva de los zumos.
  • zumos de frutas concentrados y deshidratados (en polvo) En este caso, al concentrado lo sometemos a deshidratación obteniendo unos polvos que para ser servidos  mezclaremos con agua. Su contenido en agua no debe superar el 10% Un ejemplo de este tipo sería el producto tang
  • Bebidas de zumos de fruta. Deben contener como mínimo un 20% de zumo, bien sin diluir o bien reconstituido de concentrados congelados o enlatados
  • Néctares de frutas. Se obtiene a partir de agua +azúcares+ zumo concentrado. Para diferenciar un zumo de frutas de un néctar podríamos decir que un zumo contiene un 100% de jugo de manzana mientras que el néctar contiene un 50% de éste. El contenido de zumo de los néctares será variable: en el caso del limón y lima será de un 25% mientras que en la manzana, pera y piña será de un 50%. La composición del néctar se completa con aditivos (se les puede añadir los mismos que al zumo de frutas) y azúcares o miel.
Bueno, ahora que hemos visto la teoría os voy a enseñar unos casos prácticos, para que a la hora de ir a comprar sepáis exactamente qué es lo que os llevais:


En el primero de los zumos (empezando por la izquierda) vemos que se anuncia el producto como "cóctel de frutas", si nos acercamos más al etiquetado veremos que pone " néctar de 10 frutas elaborado parcialmente a base de concentrados"Por tanto,podemos sacar las siguientes conclusiones:
  • es un néctar, por tanto, el contenido de fruta  será inferior al de un zumo de frutas
  •  el contenido de azúcares será superior que en el zumo de frutas y también, por tanto, las calorías. Fijémonos en el etiquetado para asegurarlo (información nutricional por 100 ml de néctar):

valor energético
53 kcal
proteínas
<0,5 g
hidratos de carbono
12,4g
 de los cuales azúcares
12,2 g
grasas
<0,2 g
fibra
<0,5 g
sodio
0,001g
vitamina C
 15 mg


El segundo producto , de la marca Juver, es un "zumo de naranja concentrado" En la parte principal del envase dice "naranja" y no "zumo de naranja" (como ocurre con el último producto empezando por la derecha) Por tanto, a no ser que giremos el envase no observaremos que en realidad es un "zumo de naranja elaborado a base de concentrado" y su etiquetado es la siguiente (por 100 ml de producto):

valor energético
46 kcal
proteínas
0,6 g
hidratos de carbono
10,9 g
grasas
0,0 g
vitamina C
 9,0 mg


En el caso del zumo de naranja selección, producto con el que compraba el concentrado anteriormente la composición es la siguiente (composición por 100 ml de producto)

valor energético
41 kcal
proteínas
0,6 g
hidratos de carbono
10,9 g
de los cuales azúcares
8,9 g
grasas
0,0 g
vitamina C
 30 mg


Como observaréis, el valor energético es ligeramente superior en el concentrado y ,además, el contenido en vitamina C es inferior en este último.

Por último, el producto "néctar multifrutas". Si miramos la etiqueta lateral, antes de explicarnos los ingredientes y su información nutrición señala que es un néctar a base de zumos concentrados con edulcorantes y enriquecido con vitamina C y el contenido de fruta es de 50%. En este caso, la etiqueta determina que la composición  aproximada por 100ml es:

valor energético
24 kcal
proteínas
0,4 g
hidratos de carbono
5,5 g
de los cuales azúcares
5,0 g
grasas
0,0 g
vitamina C
 20 mg


En este último caso, a diferencia del primer néctar se ha hecho una reducción de las calorías sustituyendo los azúcares añadidos (0%) por edulcorantes. Éstos últimos tienen menor valor energético que la sacarosa.

pero..¿qué ocurre con la vitamina C? Las recomendaciones de consumo de vitamina C son de 60 miligramos (mg) diarios para una persona adulta aunque en ciertas situaciones se aconseja superar ese consumo de vitamina C: tabaquismo, alcoholismo, toma de anticonceptivos orales, embarazo y lactancia y situaciones de estrés. El contenido en vitamina C del zumo de naranja recién obtenido representa entre 45 y 60 mg cada 100 mililitros. Debido al tratamiento térmico que sufren estos zumos industriales y a su prolongado almacenamiento puede producirse una pérdida de vitamina C. Para compensarla, se permite la adición de ácido ascórbico (E-300). Esto explica la diferencia de concentraciones que observamos en cada etiquetado

Por último..¿el contenido nutricional de los zumos comerciales varía mucho de los hechos en casa ?...Todos los conservados requieren un tratamiento de calor para conservarlos (por ejemplo, pasteurizarlos). En consecuencia, “algunas vitaminas sensibles se pueden ver mermada como la C y el ácido fólico”. La vitamina C se restituye, sin embargo, adicionándola ya que también resulta ser conservante, por lo que la cantidad final no es muy diferente. La gran diferencia suele venir por parte de los aromas. Ningún zumo industrial se parece a un zumo casero hecho en el momento. Además, tenemos que tener en cuenta que un zumo que se extrae de la licuadora es diferente al que se venda en el supermercado en primer lugar porque es fresco,  lo cual es primordial dado que las sustancias nutritivas pierden muchas de sus propiedades al poco tiempo de haberlas licuado. Además, el zumo natural no está pasteurizado, esto es, cocinado, por lo que conserva vivas todas las células básicas para la salud. Por último, los zumos naturales son puros, sin aditivos ni conservantes.

Bueno, espero que ahora tengáis las ideas más claras cuando os acerquéis a la sección de zumos...
                                     Una pizca de vida













Safe Creative #1012178088987

5 comentarios:

el mejor para mi es el de mercadona 100% exprimido. riquisimo!

www.styleinmadrid.com

Muy buena entrada, es una información muy útil que casi nadie tiene en cuenta puesto que se desconocen las diferencias entre unos y otros productos.

Qué buena este post, pero me quedo con el zumo natural de naranja que cada día me trae mi señor marido a la cama! ummmm!

qué envidia Rebeca!! como te cuida!! a mi sólo me hace las tostadas...xo no me las trae a la cama!!!

aunque no te haya contestado antes, me hizo mucha ilu el mail que me mandaste, gracias por seguirme y por inspirarte a ver la moda más allá de unos taconazos!! ja aja aj

Por aquí estaré cuando pueda,, ya se sabe... un bebé de 8 meses no te deja tiempo para casi nada!!


;-)

pd: yo me quedo con el natural, no hay color!! pero si tengo que elegir de los de pote, para mi el mejor es el Granini.