sábado, 14 de mayo de 2011

ESAS DULCES DIFERENCIAS...

¿Qué ocurre cuando en el etiquetado de un producto aparece "sin azúcares añadidos"? pues que en el 90% de los casos no tiene azúcar añadido pero sí una larga lista de productos que llevan a cabo la misma función. La industria se sirve de edulcorantes, es decir, sustancias que aportan un sabor dulce a los alimentos y , por tanto, pueden ser sustitutos de la sacarosa (azúcar normal, para entendernos)




Generalmente estos edulcorantes se dividen en calóricos o acalóricos
Los del primer grupo, como su nombre indica, contribuyen a aportar calorías al producto que estamos consumiendo. Destacan los siguientes:
  • azúcar de pastelería,
  • edulcorantes de maíz (como JARABE DE MAÍZ)
  • dextrosa (glucosa combinada con agua),
  • azúcar invertido (empleado en golosinas) 
  •  sacarosa.
  • sorbitol
  • xilitol y el maltitol son algunos de los más conocidos, con 1,6 y 2 calorías por gramo y utilizados en muchos productos dietéticos.
  • azúcar sin refinar
  • Azúcar moreno
  • fructosa
  • glucosa
  • miel
  •  lactosa
  •  maltosa
  •  melaza (obtenida a partir de un residuo del procesado de la caña de azúcar)
  • azúcar de arce
De todos estos, voy a ignorar en el post de hoy al omnipresente jarabe de maíz (del cual os hablaré en otro post porque tiene miga el tema) y voy hablar un poquito de la fructosa ya que mucha gente sigue considerándola una solución viable y saludable para los diabéticos. Bueno,  bien es cierto que la fructosa ingerida se absorbe de forma intacta a través de la pared intestinal, por lo que la mayor parte de esta fructosa llega a las células sin ser transformada en glucosa, no elevando en exceso la glucemia de forma inmediata (este es el efecto favorable que se busca que tengan los alimentos para diabéticos) PERO, se ha asociado una alta ingesta de fructosa añadida (no me refiero a la de las frutas y exceso es más de 20 g de fructosa, es decir, un par de cucharadas soperas) con un aumento de triglicéridos en sangre (la fructosa reacciona en el hígado aumentando la producción de grasas llamadas triglicéridos, que inundan al órgano y llegan en grandes cantidades a la corriente sanguínea) Además, de con un aumentoo de la presión arterial, aumento del riesgo de padecer caries, algunos casos de malestar intestinal, y existe una posible relación entre el consumo de dicha fructosa y el aumento de peso entre la población.

Como acabas de leer, eso ocurre consumiendo fructosa en altas cantidades, por tanto,pensarás:"¡¡ a mi no me afecta!! " Quiero destacar que las gaseosas, panes, tortas, muffins, donuts, salsas de tomate, jugos de fruta y de soja, cervezas, yogures, cereales para el desayuno,refrescos, barritas de cereal, golosinas, postres y hasta sopas industrializadas suelen incluir al jarabe de maíz de fructosa entre sus ingredientes  Dependiendo de la frecuencia con la que consumes estos alimentos  podrás valorar si comes más o menos este edulcorante.

En conclusión, consumir comidas y bebidas que contiene fructosa equivale a comer alimentos muy grasos. En consecuencia, no se ingieren más calorías, sino que también se almacena en forma de grasa

Por otros lares nos encontramos los acalóricos, se caracterizan porque no aumentan la glucemia ni el aporte de calorías de los alimentos( o lo aumenta ligeramente) en los que se encuentran por lo que son los más indicados para las personas diabéticas. Dentro de ellos encontramos:
  • Ciclamato
  • Sacarina
  • Acesulfama-k
  • Aspartamo
  • Neotamo
  • Sucralosa
  • Taumatina
  • NHDC (neoesperidina dihidrocalcona )
  • Stevia
Dentro de este grupo podremos encontrar edulcorantes artificiales (creados por la propia industria) como el ciclamato, aspartamo o la sacarina  o los naturales como la stevia. Ésta última es un arbusto perteneciente al género "Stevia" ("Stevia rebaudiana Bertoni) que por sus propiedades edulcorantes se la conoce como "hierba dulce"y las últimas investigaciones sobre ella parecen apuntar que  un consumo contínuo durante un tiempo prolongado de sus principios activos mejora la hipertensión y los niveles de glucemia en sangre

Pero la polémica se desata con los artificiales...¿son perjudiciales o no a largo plazo? Como no existe respuesta para esta pregunta las autoridades responsables han establecido una ingesta diaria admisible (IDA) no perjudicial para la salud. Los valores se expresan en mg/Kg de peso corporal para cada individuo. Generalmente, ningún producto sobrepasa la IDA y  utilizan varios edulcorantes a la vez puesto que, de esta manera, potenciamos el efecto de los mismos. Sin embargo, cada vez más productos en el mercado contienen estos edulcorantes (refrescos, cereales, bollería y un largo ETC) por tanto....las probabilidades de superar la IDA no son tan remotas En definitiva, no sólo estamos consumiendo demasiado azúcar sino que además éstos son de mala calidad

Por último, quiero destacar que aunque parece haber un furor general con eso de tomar menos grasas pero no debemos olvidarnos tampoco de los azúcares y recordar que estos no deben superar el 7% de nuestra dieta. Así que, échale un vistazo al reverso de los productos que compras en el supermercado antes de echarlos al carro.

2 comentarios:

Me ha gustado mucho! Y es verdad, la gente usa la fructosa muy alegremente en plan "bizcocho sin azúcar". Hay mucha confusión en ese sentido.
Ah! Y un voto para la stevia!

Exacto Lucía, mucha gente piensa que la fructosa es muy buena opción por eso de que viene de las frutas...pero desconoce lo que ocurre cuando se abusa de ella