domingo, 20 de mayo de 2012

LA DIETA EN EL TDAH

Hace unas semanas Sonia me escribió para ver si le podía aconsejar sobre qué alimentos o qué tipo de dieta debería llevar su hijo diagnosticado con TDAH, para mejorar su concentración y propiciar su calma. El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno de conducta que se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Para quienes quieran conocer más de cerca sus características les animo a que visiten el blog de Sonia 


¿ Qué se sabe de la relación entre TDAH y la dieta?

Lo primero que quiero aclarar es que no se ha encontrado ninguna evidencia científica que determine que el tratamiento dietético a partir de restricciones en la dieta o suplementos mejoren los síntomas del TDAH. Hace años, se sugirió que el TDAH podía mejorarse a partir de la supresión en la dieta de colorantes alimentarios artificiales, así como a ciertas frutas y verduras que contienen silicatos y azúcar (como las manzanas, las cerezas, las uvas y los tomates). Desde entonces ha habido numerosas líneas de investigación que han tratado de demostrar esta hipótesis, pero los resultados siguen siendo controvertidos. Se señaló que el progreso en los estudios que trataban de determinar si la dieta estaba relacionada con la aparición de TDAH se veían limitados por la comprensión de la propia enfermedad y por la falta de procedimientos de diagnóstico que fueran eficaces.


Sí es cierto que estudios y publicaciones recientes- 2004- han detectado que una dieta carente de colorantes artificiales mejoraba la conducta de los niños con TDAH. Sin embargo, este resultado no respalda la hipótesis de que los niños hiperactivos puedan reaccionar de manera diferente a estas sustancias.También se ha observado que algunos niños con TDAH presentan deficiencias de ácidos grasos de cadena larga omega-3 o 6 por lo que la suplementación en estos ácidos grasos ha mejorado su conducta.

En conclusión podría decir que  no dejan de ser hipótesis y falta mucho camino por recorrer para determinar definitivamente si existe o no una correlación entre la dieta y el TDAH. Sin embargo, a falta de estudios fehacientes podemos ayudarnos de la propia experiencia; las personas más cercanas a los niños son capaces de percibir efectos en la dieta que los médicos no detectan

A continuación voy a mencionar 3 intervenciones dietéticas que han sido utilizadas en el tratamiento del TDAH: la dieta libre de aditivos, la dieta oligoalergénica y la dieta de restricción de azúcar. Sería interesante si alguien ha llevado a la práctica alguna de ellas que nos cuente si ha encontrado mejoría.

La dieta libre de aditivos, también llamada dieta Feingold consiste en la  eliminación del consumo de colorantes, saborizantes artificiales, endulzantes  artificiales y  alimentos ricos en salicilatos

Alimentos ricos en salicilatos
·        Frutas secas
·        Fresas
·        Naranja
·        Durazno
·        Piña
·        Aceituna
·        Almendras
·        Pimienta
·        Pepino
·        Pepinillo
·        Salsa de tomate
·       
·        Endibias
·        Uvas
·        Miel


Aditivos que pueden agravar la hiperactividad
·        E102 - tartrazina (amarillo)
·        E104 - quinolina (amarillo)
·        E107 - amarillo 2G
·        E111 - sunset amarillo
·        E123 - amaranto (rojo)
·        E124 - ponceau 4R (verde)



La dieta oligoalergénica pretende identificar y luego disminuir al mínimo la exposición a alimentos que producen síntomas alérgicos. En este caso se excluyen de la dieta los alimentos que menciono a continuación durante 3 o 4 semanas y después de este tiempo si se observan beneficios, se introducen gradualmente un alimento cada vez, dejando unos 4 días entre cada reintroducción. De esta manera se permite identificar los alimentos que pueden favorecen los síntomas del TDAH. Si aparece una reacción, se sugiere que se elimine el alimento responsable durante por lo menos 6 meses, exigiendo un periodo de 5 días sin nuevas reintroducciones.



Pescado
- Permitidos: pescado blanco, pescado azul.
- Prohibidos: todos los ahumados.
Vegetales
- No hay ninguno prohibido, pero las personas con problemas intestinales deberían 
evitar habas, lentejas, coles de Bruselas y coles.
Frutas:
- Permitidos: plátanos, frutos de la pasionaria, peras peladas, granadas, papaya, 
mango.
- Prohibidos: todas las frutas salvo las 6 permitidas
Cereales
- Permitidos: arroz, mijo, trigo sarraceno, quinua.
- Prohibidos: trigo, avena, centeno, cebada, maíz.
Aceites
- Permitidos: de girasol, cártamo, linaza, oliva.
- Prohibidos: de maíz, soja, vegetales, nuez, maní.
Lácteos
- Permitidos: ninguno (sustituir por leche de arroz)
- Prohibidos: leche de vaca y todos sus productos, incluyendo yogur, manteca,
margarinas, mantequilla, todos los productos lácteos de cabra, oveja y soja.
Bebidas
- Permitidas: infusiones de hierbas, agua de manantial, agua en botella o destilada.
- Prohibidas: té, café, pulpas de frutas, bebidas cítricas, jugo de manzana, alcohol,
agua corriente, bebidas carbonatadas.
Otros
- Permitidos: sal marina.
- Prohibidos: huevos, todos los productos de la levadura, chocolate, conservadores,aditivos alimentarios, hierbas, especias, miel, azúcares de cualquier tipo.


Por último, la dieta de restricción de azúcar que  consiste en eliminar o disminuir el consumo de alimentos ricos en azúcar procesada o comercial,  ya sean dulces, golosinas, helados, bebidas gaseosas, cereales azucarados, etc.  Muchos productos añaden en su etiqueta aquello de "sin azúcares añadidos", sin embargo, podemos encontrar entre los ingredientes a sus primos hermanos:

  • Azúcar Morena 
  • Jarabe de Maíz
  • Jarabe de Maíz de Alta Fructuosa
  • Endulzante de Maíz
  • Dextrosa
  • Fructuosa
  • Concentrado de Jugo de Fruta 
  • Glucosa
  • Miel 
  • Azúcar invertida
  • Lactosa
  • Maltosa
  • Jarabe de Malta
  • Melaza
  • Azúcar cruda (¿ya por eso es más natural?)
  • Sucrosa
  • Jarabe
  • Azúcar refinada

Por último quiero mencionar otra línea de investigación que pretende estudiar esta correlación: la suplementación con ácidos grasos omega 3 y 6.Los ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 son nutrientes que no puede sintetizar el organismo pero que son necesarios para el cumplimiento de funciones biológicas y que, por tanto, tienen que aportarse con la alimentación. Entre las funciones en las que se encuentran implicadas destacan las siguientes:
                - Prevenir enfermedades cardiovasculares

             - Implicados en el  desarrollo visual y cerebral (El déficit de estos ácidos grasos    esenciales puede ocasionar trastornos del comportamiento como la hiperactividad y el déficit de atención)
               - Previenen enfermedades autoinmunes como el Lupus y la neuropatía
              - Previenen el desarrollo de la enfermedad de Crohn
              - Previenen el desarrollo de cáncer de mama, colon y próstata
              - Previenen el desarrollo de artritis reumatoide


Parece ser que la mejor forma de introducir los ácidos grasos esenciales de cadena larga  en el tratamiento del TDAH,  es a través de la suplementación de cápsulas de aceite de  
pescado (ricos en los ácidos grasos esenciales EPA y DHA), 2 a 3 veces al día en  dosis de 1000 mg por cápsula. Como he mencionado al principio, no hay ninguna evidencia científica al respecto, solo son hipótesis.


Mi punto de vista

A mi modo de ver excluir alimentos sin una base científica asegurada puede conllevar más riesgos que beneficios. Sin un riguroso control de un médico y nutricionista puede implicar  carencias nutricionales nada deseables en un colectivo que está en pleno crecimiento y desarrollo y que, por tanto, puede abarcar consecuencias irreversibles. Sin embargo,  sí que existen intervenciones nutricionales menos agresivas y que conllevan en todo caso una mejora de la salud de los niños y una posible mejoría en el TDAH:
  • La disminución de los azúcares en todo caso me parece aceptable y más en un niño con hiperactividad. Después de un atracón de azúcar, los niños experimentan una rápida elevación de adrenalina, una hormona estimulante que causa hiperactividad. De hecho, un estudio reciente de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, reveló que cuando los niños ingieren azúcar se libera el doble de adrenalina al torrente sanguíneo que en el caso de los adultos. Al cabo de unas horas, se produce una caída súbita de energía, ya que los azúcares refinados se descomponen rápidamente en el cuerpo dejándolos cansados, irritables, ansiosos y con deficiente concentración. Si a este efecto le sumamos que los alimentos ricos en azúcares son en su mayoría alimentos pobres en nutrientes y altos en calorías la limitación de los mismos me parece más que conveniente en todos los casos.
  • Enriquecer la dieta en ácidos grasos esenciales w3 y w6. Son numerosos los beneficios que se han demostrado del consumo de alimentos ricos en ácidos grasos esenciales- mencionados anteriormente. Podemos encontrarlos en: pescados azules, frutos secos, la soja, aceite de semillas o en el germen de trigo.
  • Dieta equilibrada y práctica de ejercicio físico. De manera general sí se ha observado una mayor tendencia de este colectivo a padecer trastornos alimentarios. Suelen ser despistados, desorganizados e inatentos por lo que la regularidad en su alimentación diaria puede verse alterada. Suelen olvidar que han de comer o darse atracones por lo que  establecer un horario de comidas y pautar un menú variado y equilibrado será fundamental para ellos. En caso de no saber cómo diseñar un menú equilibrado sería interesante consultar a un dietista- nutricionista que elabore en función de sus preferencias y aversiones y características una dieta personalizada.
  • Introducir alimentos ricos en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina - la llamada "sustancia química del sueño" para favorecer el descanso y el sueño reparador. Alimentos ricos en triptófano son:  pavo, pollo, leche, pescado, soja, semillas de sésamo y calabaza, nueces, cacahuetes, plátano y los cereales integrales. Sin embargo, para sintetizar la serotonina, el cuerpo necesita además de triptófano: ácidos grasos omega 3, Zinc y vitamina B6. 
  • Alimentos ricos en omega 3 son: salmón, caballa, sardina, trucha, bonito, atún, anchoa, nueces, soja, semillas de lino y de calabaza. 
  • Los alimentos ricos en Zinc son:  Ostras, germen de trigo, hígado de cerdo, yema de huevo, centollo, caracoles,  trigo, judías blancas, queso de bola, emmental, gruyere, parmesano, cangrejo, nécora, gamba, lentejas, soja, sardinas, apio, espárragos, borraja, higo, berenjena,  patata, melocotón
  • Los alimentos ricos en vitamina B6 son:  Sardinas, salmón, nueces, lentejas, lenguado, garbanzos, judía blanca, atún, aguacate, maíz, jamón cocido castañas, puerros, judía verde, patata, pistacho, ciruela seca, arroz, trigo, avena, soja, guisantes, setas, nueces, germen de trigo, levadura de cerveza
  • Evitar alimentos estimulantes como: café, té, Coca-cola, chocolate, etc
Bibliografía consultada

11 comentarios:

Vaya trabajazo Naira! felicidades! me ha gustado, hay cosas que no las sabía.

Muchas gracias Naira por la entrada. Como sabes nosotros hemos notado el cambio en nuestro hijo.
Aprovecho para "aconsejar" que no se medique a los niños, que hay soluciones alternativas, la medicación es un parche peligroso y con muchos efectos secundarios.
Cada niño es diferente y aprende a su ritmo.
http://cuandonotodossontdah.blogspot.com.es/

Se me olvidó comentar que hemos substituito el azúcar en nuestra dieta por Stevia líquida.
http://cuandonotodossontdah.blogspot.com.es/

Un abrazo!

le acaban de diagnosticar a mi hijo de 7 años TDAH la verdad estoy preocupada le dieron medicamento Tradea y una dieta basada en lo que ustedes comentan pero aun así necesito más información para poder apoyarlo, yo lo tengo en tae kwon do , me han recomendado cambiarlo a natación o a musica. ustedes que opinan agradezco sus comentarios e información lic.anabarbosa@hotmail.com

Hola Naira, acabo de descubrir tu blog, ¡felicidades!. Soy Dietista-Nutricionista y madre de un niño con TDAH y síndrome de Asperger, dicho esto, debo decir que tu artículo está muy claro y conciso. Por mi experiencia personal la disminución ( que no supresión) del azúcar refinado funciona bastante bien en niños menores de 11-12 años, pero hay que tener mucho cuidado con el crecimiento ( debe estar bien controlado por un profesional), yo era muy reacia a la medicación, pero después de ver como sufría mi hijo por no poder controlarse, admití que seguramente era imprescindible, al igual que un tratamiento psicológico.
No recomiendo seguir una dieta restrictiva, aún mas en niños, sin control profesional de un Dietista-Nutricionista.

https://sites.google.com/site/evacerveradietista/

Gracias por su información el objetivo de las dietas TDAH es ayudar al cerebro a funcionar mejor, pediatras y naturópatas especializados en nutrición llevan años comprobando cómo muchos problemas de comportamiento infantil mejoran con eliminar de la dieta o aditivos artificiales, azucares refinados o excitantes acompañado todo con ejercicio físico. Un saludo

Muy buen artículo y con mucho sentido común. Hay veces que se empiezan a prohibir alimentos sin ninguna base científica sólo porque "está de moda" prohibirlos.

He leído el articulo, mi hija tiene 6 años y estamos empezando el tratamiento medico, personalmente cuanto mas leo peor,
¿ que hacemos..? es como buscar una solución mágica y pensar que no están malo lo que nos esta pasando, nosotros necesitamos confiar en alguien que nos pueda hacer la vida mas llevadera por eso hemos optado por un medico especialista. y hay que confiar en alguien

Mi duende tiene tda, no se si poner la h. Sin medicar, y la dieta se nota en su estado de animo y actitud. Asi que busco mucho sobre esto, y he de decir que esta pagina es un gran trabajo y resulta de gran ayuda. GRACIAS

Ya hace mucho de este artículo, pero me gustaría comentar que aquí el autor dice que hay que evitar estimulantes como la coca cola o el café, curioso,ya que la medicación que se le indica a los niños con déficit de atención suelen ser estimulantes,es más,los neurólogos a los que he llevado a mi hija,me aconsejaron que antes de empezar con la medicación probara con la cafeína, a ver si con éso era suficiente y no tenía la niña que pasar por medicamentos, me aconsejó café en vez de coca cola, por el tema del azúcar.
No lo digo por el autor, pero me parece que la gente es cuadriculada,es decir, niño tdah, como es nervioso,uy!! vamos a evitar los alimentos y bebidas que provocan mayor activación del sistema nervioso y ya está, pero es que el problema del nervio del tdah es otro.