miércoles, 18 de febrero de 2015

REVISANDO ETIQUETAS: CALDO COMERCIAL DE POLLO GALLINA BLANCA


Visto que hay muchos productos en el mercado cuyo etiquetado puede confundirnos, he pensado que sería  una buena idea contar con esta nueva sección a la que he llamado "REVISANDO ETIQUETAS" Si tenéis alguna duda sobre un producto concreto podéis enviármela rellenando el formulario naranja de contacto que hay en el lado izquierdo del blog.

Hace unas semanas, concretamente cuando impartimos un taller sobre lectura de etiquetado, en la parte práctica del taller una de nuestras preguntas frente a la larga mesa de productos comerciales repartidos fue: ¿Cuáles de estos productos consideráis más saludables y por qué? Este fue uno de los mencionados y además, uno de los más utilizados y populares en las cestas de la compra.

Taller de etiquetado impartido el 31 de Enero de 2015
Ahora bien, ¿realmente es tan saludable para que su consumo sea tan frecuente? 

Si giramos el cartón veremos el etiquetado nutricional así como la lista de ingredientes (entre otros datos):

Entre la lista de ingredientes figura la manteca de cerdo, tal y como podréis observar. Desde mi punto de vista, si lo comparamos con un caldo de elaboración casera, me parece ya una merma importante de su calidad. Digo esto porque habrá hogares que utilicen otra grasa de cocinado, pero normalmente a los pucheros/cremas/sopas aquí en España se les añade aceite de oliva, punto importante que mejora la calidad del producto final al agregar una grasa tan saludable y que, desde luego, no utiliza Gallina Blanca. Obviamente, el objetivo de esta empresa es obtener un producto palatable y económico para el cliente y que sea rentable para ellos por lo que la manteca de cerdo hace que el coste de producción sea más barato y, por ende, podrán obtener más rentabilidad económica de sus caldos.

Otro punto importante: la SAL. En este caso no se expresa en forma de sal sino de sodio (punto que cambiará con la entrada en vigor de la nueva ley de etiquetado, aquí, mi compañero Aitor en su blog, Mi dieta cojea, os habla un poquito más sobre ella) Para pasar de sodio a sal multiplicaremos por 2,5 obteniendo un contenido de 1,85g de sal por cada ración de 250 ml de caldo. ¿Esto es mucho o poco? Bueno, mencionaros que el máximo recomendado de sal al día es de 5g, es decir, una cucharadita- de las de café- diaria. Esto significa que con una tacita de caldo gallina blanca estaríamos consumiendo prácticamente el 40% de la cantidad máxima de sal al día, lo cual, es una barbaridad.

Si nos fijamos en el gráfico inferior que nos muestra la Cantidad Diaria Orientativa (CDO) observaremos que en el caso de un adulto sedentario con una ingesta media de 2000 kcal diarias la tacita supondría un 31% según su ingesta recomendada y se considera que cuando un producto supera el 20% de la CDO ya tiene un aporte alto de sodio/sal por ración.

A esto le añadiría yo, además, que estas CDO están elaboradas únicamente para adultos sanos sedentarios así que, como podréis imaginar, gran parte de la población no está representada en este gráfico. ¿Un segmento no representado? LOS NIÑOS. Si para un adulto sano ya es un producto demasiado salado, imaginaos para un niño...no necesitáis imaginar, supongo.

¿Y qué es lo que sucede cuando nos pasamos consumiendo sal?

Los españoles estamos consumiendo diariamente una media de 9,7g de sal, es decir,  el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Curiosamente este consumo excesivo no proviene de nuestros saleros sino de los productos altamente procesados que consumimos  y de los restaurantes (cada día crece el número de personas que almuerza fuera del hogar)

La consecuencia de este exceso es un mayor riesgo de padecer hipertensión, enfermedades renales y derrames cerebrales. Por tanto, merece la pena fijarse en el contenido de sal, ¿no creéis?

En conclusión...

Los caldos de verduras/pollo/pescado/ carnes... industriales no son un producto que debieran formar parte de nuestra lista semanal de la compra. Merece la pena comprar los alimentos frescos y elaborarlo en casa (con la olla express se tarda un periquete así que el tiempo no es una excusa) y si sobra, congelar para otros días de la semana.




10 comentarios:

Me gustaría saber si el gazpacho en brik en este caso alvalle es sano tomarlo ya que tomó un brik a la semana un litro gracias

me gustaría saber si el brick de alvalle de gazpacho es bueno tomarlo ya que tomó un brik a la semana un litro gracias

Hola Miguel Ángel! Muchas gracias por tu comentario. Queda pendiente y apuntado! Un saludo!;)

Y que tengan los huevos de escribir "casero" en el brick y quedarse tan anchos... es que me pongo mala.

Y bien grande y destacado para influir bien al consumidor...

No es que tenga yo especial intención en defender el caldo en brick, de esta marca ni de ninguna, pero me gustaria puntualizar un par de cosas. A los caldos de carne no se les añade aceite de oliva porque esa grasa no se homogeiniza bien y quedaria separada del agua, dandole un aspecto poc agradable. La manteca de cerdo, que ha sido siempre usada en este pais en la confección de pucheros y cocidos, es la responsable de ese color casi blanco perlado que lo hace tan apetecible. El caldo de pollo que no se hace con este ingrediente quedaria marrón semitransparente tipo agua sucia. ¿Que se va a vender mejor? La manteca aporta ademas un plus de sabor, sabor "casero", pues ya he dicho que nuestras madres y abuelas siempre la han usado de esta manera. Por otro lado está la sal. Un caldo ha de estar sabroso, es la tradición, es lo que el publico busca. Seria un suicidio para la marca hacer un caldo soso. Una cosa es advertir a la gente que no confundan ""casero con "sano" otra cosa es criticar mas de la cuenta, porque de la lista de ingredientes de ese brick no se deduce nada que esté en contradicción con el adjetivo "casero"

Hola Anónimo,
gracias por tu comentario y dar tu punto de vista. Sin embargo, no estoy de acuerdo con tus puntualizaciones; la manteca de cerdo en la confección de pucheros y cocidos en este país como tú indicas dependerá de la zona donde se confeccionen dichos pucheros. En mi casa, supongo que no será la excepción, se utilizaba el aceite de oliva que también daba una gran calidad al sabor del guiso y, francamente, no rompía la homogeneidad del plato. Además, no creo que los tiros en su utilización por parte de esta marca vayan únicamente por un tema palatabilidad sino más bien por un tema económico. Paralelamente, tiznar a un producto altamente procesado de "casero" me parece una osadía. Es lo mismo que hacen otras marcas con sus pizzas y otros precocinados y no deja de ser un reclamo publicitario engañoso para el consumidor. Por último, una cosa es hacer un caldo sabroso y otra que el contenido en sal exceda al 20% de la CDO lo que no dice mucho a favor de su composición nutricional y lo que no lo convierte en una opción favorable para consumir varias veces por semana.
Un saludo

Hola Naira:
Lo cierto es que te leo, pero nunca te dejo comentarios.
Me gusta muchísimo tu blog, lo que aportas y tus "revisiones" a los alimentos que normalmente se consumen.
Este me ha llamado la atención, no porque yo lo utilice, sino por el lenguaje tan estudiado en las etiquetas para llegar al público. Si incluyes "casero" parece que te vas a tomar el caldo que hacía tu abuela, y nada más lejos de la realidadd.
Por cierto, en mi casa debían ser raros, porque a un caldo jamás le añadieron ni aceite ni grasa de cerdo y para blanquearlo utilizaban huesos blancos, que además de sabor, deja el caldo precioso.
Gracias.
Besotes, mi niña.

A Nuria Eme
Completamente de acuerdo contigo.
Jamás (y tengo unos añitos) he usado el aceite para los caldos, ni vi que lo hicieran en mi casa ni en la de familiares.
A mí, el caldo, me suele salir muy blanco y para ello uso huesos determinados de ternera, pata de ternera, etc. Lo hago en cantidad y suelo congelarlo y puedo asegurar que, incluso congelado, tiene buena pinta.Hay quien usa, con el mismo fin de conseguirlo blanco, pata de cerdo y, en algunas zonas, le añaden un trozo de tocino blanco de cerdo que, obviamente, nada tiene que ver con meterle un pedazo de manteca.

Me ha gustado mucho el artículo! Aunque Yo que vengo de Galicia aquí se usa manteca de cerdo para todos los caldos, por lo menos aquí donde yo vivo si se hace, mi familia y mis vecinos y cuando nos juntamos toda la comunidad. Casero es casero, sea con manteca o con aceite, ahora meternos en sí es sano o no es otra historia 😊
Un saludo