domingo, 3 de mayo de 2015

#SanidadDesnutrida: Todos somos Sara, Juan o Carmen

Sara tiene 35 años y un niño de 6 añitos con problemas de sobrepeso. El exceso de peso de Carlos hace que juegue menos con sus compañeros porque se fatiga rápidamente, se muestra menos ágil y, además, Sara tiene miedo de cómo podrá afectar este problema a sus salud a corto-medio y largo plazo. Le gustaría que alguien le asesorara sobre cómo deben comer en casa y prevenir problemas futuros.

Juan tiene 56 años y hace un par de años sufrió infarto de miocardio. La última revisión salió con miedo del médico: “tienes que cuidarte, Juan. Si sigues así probablemente tendrás otro susto  y no querrás que eso suceda, ¿verdad?” El médico le aconsejó :“No comas muchas grasas y sal a caminar todos los días” Además acompañó esas palabras de una dieta que sacó del primer cajón y que entregó a Juan con gesto serio y preocupado. Juan sintió miedo y motivado decidió cambiar. Se compró unas deportivas y salió a andar todos los días; También comenzó a seguir dicha dieta pero, pasadas dos semanas, estaba cansado de comer siempre lo mismo. No sabía exactamente cómo podía variar esa dieta estricta que le estaba volviendo loco aunque, a su vez, consideraba era la que podría salvarle la vida. Le gustaría aprender a comer correctamente, sin seguir ese guión estricto y acorde a la patología que tiene pero, aunque tiene motivación para hacerlo, carece de las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

Carmen tiene 32 años y está embarazada de su primer hijo. Aunque acude a las revisiones de su centro de salud las pautas dietéticas que recibe no corresponden con la forma de alimentación que ella sigue. Es vegetariana y le gustaría conocer de qué manera puede mantener su forma de alimentarse sin afectar a su embarazo pero no sabe quién podría asesorarle.

César  tiene 42 años y padece enfermedad de Crohn. Desde que le diagnosticaron la enfermedad ha perdido mucho peso y tiene la sensación de que cada vez tolera menos alimentos. Sufre brotes con frecuencia y sus salidas y entradas en el hospital se están convirtiendo en algo habitual y cotidiano en su vida. Le gustaría conocer cómo debe alimentarse para prevenir la aparición de dichos brotes pero desconoce quién podría ayudarle


Todos estos son meros ejemplos que reflejan la importancia de la nutrición y de cómo está estrechamente vinculada con multitud de enfermedades. Además, evidencian cuán desprotegido se haya el ciudadano al no contar con una unidad de Nutrición y Dietética en centros de salud integrada por profesionales especializados: el Dietista-Nutricionista (diplomado o graduado en NHyD) y el Técnico Superior en Dietética . Este vacío implica:

-Un creciente aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad por la falta de la promoción de la educación nutricional de madres como Sara

-Saltarse a la torera el principio de prevención y tratar directamente la hipertensión, diabetes o accidente cardiovascular que podría sufrir el pequeño Carlos dentro de 30 años.

-Un gasto contínuo de recursos por la hospitalización frecuente de César y, lo que es más importante, un empeoramiento de su enfermedad y de su calidad de vida.

-Un posible incremento de las tasas de mortalidad por accidentes cardiovasculares por descuidar la llamada de atención de Juan

-El negligente abandono de la salud de una madre gestante y su futuro hijo.

Por todo ello te pedimos que luches por tus derechos y te unas a nosotros en la manifestación del 10 de Mayo en Madrid convocada por Dietética sinpatrocinadores a las 12,00h frente al Ministerio de Sanidad

En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.